Bloqueo epidural lumbar

Bloqueo-epidural-lumbar
Bloqueo-epidural-lumbar

Indicaciones

Radiculopatías lumbares agudas o crónicas, estenosis de canal lumbar, síndrome de cirugía fallida de espalda, fracturas, aplastamientos vertebrales, síndrome de dolor regional complejo, síndrome de miembro fantasma y neuropatía postquimioterapia.

Técnica

Paciente en decúbito prono, con una almohada en abdomen para disminuir la lordosis fisiológica. Con el arco de fluoroscopia en en posición AP  se localiza el espacio a tratar y con un marcador radiopaco se localiza y señala en la piel el punto de punción. Se moviliza el arco de rayos en dirección cráneo-caudal para eliminar el doble contorno. Se prepara la zona de punción con antiséptico, y se infiltra la piel, el tejido celular subcutáneo y los planos musculares con anestésico local. Se realiza la inyección con una  aguja de Tuohy hacia el target desde 2 cuerpos vertebrales inferiores al nivel de entrada en el espacio epidural. Se localiza el espacio epidural con la técnica de pérdida de resistencia y se inyecta contraste radiológico en visión directa (epidurograma). A continuación se coloca el arco de fluoroscopia en  en posición lateral para comprobación de la correcta colocación de la aguja y distribución del contraste. Se vuelve el arco de fluoroscopia a la posición anteroposterior y se inyecta la medicación (anestésicos locales y esteroides).

Bloqueo de articulación interapofisaria y ramo medial lumbar

Bloqueo-de-articulación-interapofisaria-y-ramo-medial-lumbar
Bloqueo-de-articulación-interapofisaria-y-ramo-medial-lumbar

Clínica relevante

El síndrome facetario lumbar se caracteriza por presentar el dolor a la palpación en la zona articular (2-3 cm de la línea media), aumento del dolor en los tests de provocación, como la hiperextensión, restricción de la movilidad articular, principalmente en la extensión y rotación,  y dolor referido.

El dolor, como sucedía en el síndrome facetario, se incrementa con ciertos movimientos, como el inicio de la deambulación, el paso de sedestación a bipedestación y los movimientos de rotación. Es importante la diferencia existente entre lo que significa irradiado, que tendrá una distribución metamérica, y el dolor referido que no seguirá la distribución de ninguna raíz; habitualmente este tipo es el más frecuente en los casos de dolor predominantemente lumbar.

Indicaciones

Las principales indicaciones para realizar un bloqueo o una técnica de radiofrecuencia sobre el ramo medial son: Síndrome facetario, Artrosis facetaria. Estenosis de canal de origen degenerativo, Estenosis foraminal, Estenosis receso, Dolor lumbar crónico sin radiculopatía, Síndrome postlaminectomia sin instrumentación.

Técnica

El paciente se coloca en  decúbito prono con una almohada en la zona abdominal para disminuir la lordosis lumbar si fuera necesario, se recomienda una visión radiológica antes de decidir si es conveniente o no su empleo. La técnica se realiza con sedación consciente. Se localizan los niveles patológicos con una proyección en AP. Una vez identificados los niveles se elimina el doble contorno de los cuerpos vertebrales con una inclinación del Rx en el plano axial (cráneo-caudal). El arco se va rotando en dirección oblicua ipsilateral a la lesión hasta que aparece en la pantalla la imagen del “scotty dog” . Con esta imagen se introduce la aguja en visión túnel hasta hacer contacto óseo con la unión entre la apofisis articular superior y la apofisis transversa, por encima del ojo del perrito. El punto diana es la parte posterior de la apófisis transversa debajo de la parte medial de su borde superior o la parte media entre el borde superior de la apófisis transversa y el ligamento mamilar. Por último se comprueba la localización de la punta de la aguja con una imagen en  lateral, la aguja debe estar colocada en la línea facetaria, posterior al agujero foraminal y por debajo del disco intervertebral. En algunas ocasiones se puede comprobar la localización de la aguja con una proyección AP, en este caso la punta de la aguja estará localizada en la unión del proceso articular superior y la parte más medial de la apófisis transversa.

Cuando se realiza el tratamiento sobre el ramo medial de L5 hay que tener en cuenta algunas diferencias. El ramo medial a este nivel transcurre en un valle formado por la apófisis articular superior del sacro y el ala del mismo. Para conseguir ver este punto es necesario realizar una rotación en el plano axial del Rx para distanciar la creta ilíaca. Cuando se consigue esta imagen la aguja se dirige en visión túnel a la parte más alta del valle, que está formada por el ala del sacro y su apófisis articular superior.

Bloqueo transforaminal lumbar

Bloqueo-transforaminal-lumbar
Bloqueo-transforaminal-lumbar

Indicaciones

Dolor lumbar con irradiación radicular tanto aguda como crónica, estenosis de canal lumbar, síndrome de cirugía fallida de espalda, fibrosis epidurales, y aplastamientos vertebrales. También se puede utilizar para el diagnostico de la raíz afectada en un dolor radicular (bloqueo radicular selectivo).

Técnica

Con el paciente en decúbito prono, con almohada en el abdomen para corregir la lordosis fisiológica, se coloca el arco de fluoroscopia en en posición AP para localizar el espacio a tratar y se moviliza craneocaudalmente para eliminar el doble contorno. Una vez corregido el doble contorno se coloca el arco de rayos en posición oblicua ipsilateral (20-30º) hacia el lado afecto hasta localizar la imagen del  “perrito escocés”, y con un marcador radiopaco se localiza el target, que se encuentra en la unión de la cabeza con el cuello del perrito (6 horas de la aguja del reloj), se pinta con antiséptico la zona y se infiltra con anestésico local la dermis, tejido celular subcutáneo y planos musculares, insertándose la aguja (espinal 22G) en visión túnel. Se recoloca el arco de fluoroscopia en en posición lateral y se va avanzando la aguja hasta el extremo interno del foramen, momento en el que se administra contraste radiopaco a tiempo real, debiendo difundir al espacio epidural anterior. Se comprueba con el arco de fluoroscopia en en posición AP la difusión del contraste y se procede a la administración de la medicación (anestésico local y corticoide) que se realiza con mínima resistencia, y se finaliza con la retirada de la aguja con el mandril y la colocación de un apósito estéril.

Bloqueo y radiofrecuencia de la cadena simpática lumbar

Bloqueo y radiofrecuencia de la cadena simpática lumbar
Bloqueo y radiofrecuencia de la cadena simpática lumbar

Indicaciones

Enfermedad vascular periférica de extremidades inferiores (lesiones distales y difusas no susceptibles de intervención quirúrgica( IQ)), claudicación intermitente o dolores en reposo, SDRC de miembros inferiores, arteriopatías vasoespasticas, S. de Raynaud o lesiones por congelación, neuralgia postherpetica, dolor por desaferenciación, dolor miembro fantasma, dolor de muñón, dolor por neuritis postradiacion, hiperhidrosis…

Técnica

Con el  paciente en decúbito prono se realiza una proyección con el arco de fluoroscopia en Ap hasta localizar los cuerpos vertebrales de L2, L3 y L4. Posteriormente y con el arco de fluoroscopia en posición oblicua muy forzada (15-20º) hacia el lado a tratar, hasta que el cuerpo vertebral cubra la apófisis transversa del lado afectado, en ocasiones la apófisis transversa es demasiado grande y obliga a realizar una proyección oblícua extrema que dificulta el bloqueo, en estos casos lo más adecuado es realizar una proyección sagital caudocranea y elevar la apófisis transversa para poder acceder al punto diana. El punto diana es la interserción entre el borde inferior de la apófisis transversa con el cuerpo vertebral, donde se introduce la aguja curva, a través de un abocath n º16, avanzando hasta sobrepasar el borde anterior cuerpo vertebral observándolo con una proyección lateral qie posterormente se comprueba  con contraste. Se comprueba con el arco de fluoroscopia en en posición AP .La punta de la aguja debe estar medial al borde lateral del cuerpo vertebral. Los bloqueos pueden ser; bloqueo diagnostico terapéutico: ropivacaina 0.5% o bupivacaina 0.5% o lidocaína 2%, 3-5ml, bloqueo neurolítico: fenol 6-10% (3-5ml) o alcohol 50-100% (3-5ml) a varios niveles. En caso de radiofrecuencia; estimulación sensorial: (50Hz) a 1v puede producir dolor profundo en el abdomen y molestias vagas en la región lumbar. Si aparecen parestesias en la ingle recolocar la aguja (nervio genitofemoral). Estimulación motora (2Hz) a 3v no deben existir contracciones motoras en el miembro inferior. Una vez realizada la estimulación se inyecta 1-2ml de lidocaína al 2% y se realiza una lesión del 80º durante 90 segundos.